“No hay fallas sin beso”.

¿Sabías que las fallas valencianas no son solo espacios para la sátira y la diversión, sino que también hay mucho amor en ellas? Esa frase es precisamente una de las que coronaba la falla Ciscar Burriana, que gracias a la iluminación de Elecfes ha ganado el 2º premio del concurso de iluminación que se convoca anualmente.

Y no le falta razón a lo de no hay falla sin beso, pues el espectáculo de luz y color de las calles valencianas durante las fiestas que se suelen celebrar en marzo, da lugar para volver a enamorarse. A nosotros nos pasó cuando los representantes de la falla Ciscar Burriana se pusieron en contacto con el equipo de Elecfes para encargar la iluminación de la vía.

En este caso, fueron ellos los que eligieron los motivos de la portada de la calle, a fin de que fuera acorde con el sentir  de la falla que les había diseñado el artista Rafael Ibánez.

Luz para una falla mitológica

El encendido de la falla Ciscar Burriana coincidió con la visita del jurado a la zona donde la comisión fallera había instalado la falla y la carpa donde los visitantes podían disfrutar de la música y el ambiente fallero. En esta ocasión, la iluminación de la calle fallera daba la bienvenida a los visitantes para que vieran la falla que tenía tintes vikingos.

 

0 Comments

Leave your comment